La implementación de un sistema de CCTV lleva consigo un análisis que incluye ubicación y número de cámaras, procesador de video, grabación, medio de comunicación y transmisión remota del video. Para cubrir estos puntos se debe de realizar la mejor selección de componentes para que el usuario tenga la imagen que espera. Sin embargo en esta lista estamos omitiendo un componente del sistema que es parte esencial en la calidad de la imagen, el lente. La omisión en la lista la explico a continuación: anteriormente la selección del lente era considerada como parte fundamental debido a que existían lentes con iris manual o automático, autoiris de DC o Video, montaje C o CD  y longitud focal fija. Todas estas configuraciones nos obligaban a llevar a cabo una buena selección del lente en cada una de las cámaras, sin embargo, hoy en día los lentes se ha estandarizado, la mayoría son de autoiris electrónico DC, soporta montajes C y/o CS y su longitud focal es variable. Es por estas razones que la selección del lente se estandarizo en lentes de 3 a 8mm de longitud focal para la mayoría de las instalaciones y nos olvidamos del resto de las características.

También es cierto que con los nuevos grabadores de video y las altas resoluciones que podemos tener, es más fácil encontrar imperfecciones en las imágenes mostradas. El siguiente paso en la actualización de lentes es el cambio de lentes esféricos a asféricos. La óptica del lente es vital para obtener una mejor imagen en nuestro sistema. La fabricación de lentes esféricos se convirtió, por muchos años en un estándar, por varias razones, era difícil de visualizar aberraciones en la imagen producidas por el lente y su producción era más fácil debido a los principios de las leyes esféricas.

Los lentes asféricos o aspherical han llegado al mercado del circuito cerrado de televisión como una alternativa y como una solución a imágenes que pueden presentar alguna aberración por los lentes esféricos. Los lentes asféricos se ha mostrado como el siguiente gran paso en la industria del CCTV. Comparados con los lentes esféricos básicos, los lentes asféricos tienen un nuevo diseño en la composición de su superficie que reduce enormemente las aberraciones ópticas. Otra gran ventaja es que reduce la reflexión interna. Estas características permitieron a los fabricantes de lente eliminar múltiples lentes internos para realizar diseños más compactos.

 




Teóricamente, utilizando las leyes físicas de refracción que se muestran en las imágenes (pero no entraremos en detalle), los lentes con forma de campana, y que no siguen las leyes esféricas, es la forma ideal para obtener un solo punto de enfoque sin las distorsiones esféricas. La sección de cruce muestra las deficiencias de un lente esférico y que en pantalla lo visualizaremos como un mal enfoque en ciertas partes de la pantalla, normalmente en el marco de la imagen. Aun y cuando esta tecnología lleva un proceso de fabricación más complejo por lo mencionado anteriormente sus precios no son mucho más elevados en comparación con los esféricos.

Utilizar lentes asféricos en nuestras instalaciones nos ayudará a tener los siguientes beneficios: Mayor apertura del iris, el cual refleja un menor F-Stop; mayores ángulos de visión, enfoques a menores distancias, y menor cantidad de elementos ópticos internos.  Esto nos da lentes de mayor calidad de imagen incluso en áreas de baja iluminación corrigiendo aberraciones ópticas.(F-Stop es el brillo de una imagen formado por el lente, se basa en la longitud focal del lente y el diámetro efectivo del área donde pasará la luz. Este diámetro es diferente al diámetro del auto iris. A menor F-Stop, mayor será la cantidad de luz que pasará y mayor calidad de video en ambientes poco iluminados).

Para un sistema de grabación digital y un ojo exigente es muy notoria la mejoría en la calidad de la imagen utilizando estos lentes. Cada componente de un sistema de CCTV ha sufrido cambios que han impactado en la calidad del video, ahora es el turno de los lentes.

SYSCOM, como profesional de la Seguridad y Mayorista a  la vanguardia en soluciones de CCTV, pone a su disposición esta nueva era en la óptica y en la calidad del video. De nada sirven las nuevas tecnologías en cámaras o DVRs si la fuente de video, el lente, no le da la mejor calidad de imagen.


Ing. Roberto Acosta
Departamento de Ingeniería SYSCOM